¿De dónde surge la música improvisada?

por Jason Weiss

¿De dónde surge la música improvisada?

para el blog de Creatividad en Movimiento
Lanzándome un poco a partir de ciertas cosas notadas en el discurso de Luis Conde últimamente en esta página, además de comentar desde un lugar tan lejos como es Brooklyn, me interesa considerar primero esa condición anacrónica de la música improvisada. Me parece justo calificarla así, por su estar-en-el-momento, su existencia perpetua en el presente, y sin embargo, como indica Luis, el pasado de esta música—su historia de presentes perpetuos, un presente que nunca se repite exactamente sino que se multiplica constantemente con variaciones infinitas—es abundante.

Tomando su ejemplo de Brotzmann, es como si tuviésemos miles de Brotzmanns, cada uno en su momento, su actualidad. Pero se puede interrogar ¿por qué no forma, todo ese camino de presentes, un verdadero pasado—un terreno de memorias, una historia—de la música improvisada? Claro que la experiencia esencial para quien la escucha es estar allá en el momento en que se produce, no obstante ¿qué nos muestran tantos documentos y grabaciones de los múltiples presentes pasados de esta música? ¿Escuchar un tal disco es revivir ese presente pasado particular, quitar el olvido sobre eso que pasó (al menos para el oyente)?

A pesar de su condición anacrónica, desde que vivimos dentro del tiempo (así parece) me pregunto si se puede distinguir algún movimiento, un avance, en la música improvisada. ¿Hay alguna adquisición intelectual o estética, un entendimiento, que determina que esta música sea netamente diferente hoy en día? Me parece que, por lo general, no. O si hay, se encuentra más bien en el plano personal. El Steve Lacy que llegó a Buenos Aires en 1966 y que hizo con su grupo The Forest and The Zoo, el 8 de octubre de ese año, no produjo nunca más una música tan free como esa; queda una época en su búsqueda de un estilo propio donde podría mejor enmarcar la improvisación, para contener el máximo de posibilidades. Dejando al lado la trayectoría suya, a mi oído una música parecida podría hacerse también en el momento actual. Hay nuevas maneras de pensar un contexto para hacer música improvisada, nuevos estructuras y procedimientos, pero la idea del progreso científico no se traduce fácilmente a las artes. La música improvisada es una práctica, casi un rito (pero sin tanta solemnidad, como corresponde a una práctica de la espontaneidad, y que respeta al humor), tanto para los músicos como para los oyentes. Y no es un asunto de ancianos; esta práctica continúa a interesar a los músicos jovenes por todos lados.

Si tiene o no un sentido del pasado, o memoria, otro eje desde lo cual se puede interrogar la música improvisada se resume así: ¿dónde está ubicada? O bien, ¿de dónde vienen los músicos y se puede oír algo de sus orígenes en su música? Cuando Louis Moholo y Marilyn Crispell hacían un concierto, ¿era evidente, simplemente por oír, que uno venía de Africa del Sur y la otra de los Estados Unidos? Seguro que a veces podemos adivinar de dónde surge cierta manera de tocar, pero pronto resulta un ejercicio algo dudoso. Luis nota que “las prácticas actuales de improvisación derivan de ciertas experiencias americanas o europeas . . . de los 60,” de acuerdo, y hay claras tendencias en el estilo de improvisar, sobre todo colectivamente, que diferencian a los alemanes de los holandeses y de los ingleses; pero, ¿se puede comparar así los americanos, los argentinos, los italianos, y los suecos? Quizás en algunos casos, pero se vuelve cada vez más difícil, más complicado, y ¿ para qué serviría? Geografía y nacionalidad, como religión y cualquier otra identidad, dicen muy poco de la persona interior como de la música improvisada que sale de tal persona. Y si esta música no se define por un lugar (ni de su actuación ni de dónde son los practicantes), como el tiempo presente en su condición anacrónica, ¿así deriva de un no-lugar y esto la hace utópica?

10 octubre 2016

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *