Es simplemente eso … MOVIMIENTO

por Romina Pecorari / Foto por Fabian Hernandez

Es simplemente eso … MOVIMIENTO
 

Hace un tiempo mi amigos de Creatividad en movimiento me pidieron que escriba un artículo sobre danza. Es obvio que el tema es muy amplio, di vueltas pensando hasta que decidí escribir sobre mi relación con ella. No voy a hablar de historia, coreógrafos, estilos, etc. (Para eso hay un montón de autores muy interesantes que después si quieren les recomiendo).

Yo no concibo la vida sin el movimiento, no creo que haya que “saber” para hacerlo. Es parte de nuestra naturaleza. El movimiento está ahí, dentro de nuestro espíritu, está en la condición humana, en nuestro costado más inconciente.

Todos experimentamos el movimiento cotidianamente. Algunos con más estilo que otros, pero todos sentimos en algún momento esa electricidad que pasa por el cuerpo.

No les creo si me dicen que no se les mueve la patita o la cabeza cuándo escuchan ese tema que les gusta. Es así que desde mi punto de vista el danzar esta impreso. Venimos con eso y nos vamos con eso.

Con solo cuatro años mi madre me inscribe en una academia danza por recomendación de la señorita del jardín. Si señores no paraba de moverme de un lado a otro, no podía estar sentada más de quince minutos. Me retaban en el jardín por “distraerme” de las actividades pautadas. Me aburría, solo quería ir a correr, saltar, subirme a las hamacas. Esta niña “hiperactiva” necesitaba “canalizar su energía”. Que mejor opción que danza clásica, lugar donde además de “aprender” a bailar, me “disciplinaba”.

Me costo adaptarme, no solamente a la exigencia, sino también a “hacer” lo que la profesora decía. No podía salir de la barra y bailar como me nacía, tenia que hacerlo como ella proponía.

Pasó el tiempo y me adapte, aprendí muchas cosas que hasta el día de hoy recuerdo y me sirven para mi profesión / vocación. Pero nunca se me fue esa electricidad. Eso que hace que mi cuerpo sea libre.

Hoy después de casi 30 años de esa primera experiencia, creo que todo lo que asimile me sirve para aún hoy siento igual que a los 4 años. Esa sensación de libertad de ser sin saberlo una “danzarina”.

Es simplemente eso … MOVIMIENTO … es esa energía que me atraviesa y que hasta el día de hoy no pudieron domar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *