Our Blog

por Victoria D’hers

Nota de intención

Lo siguiente es una nota de intención escrita por Victoria D’hers, quien aplicó para la convocatoria abierta de artistas 2017. Una vez que convocamos a Victoria, le pedimos si nos permitía publicar su nota de intención ya que nos parecía sumamente interesante el lugar desde el cual nos proponía trabajar y el por qué de ubicarse en ese lugar. Victoria accedió a que lo hagamos y nos pidió agregar a diferentes artistas y colectivos de artistas con quienes había trabajado y experimentado el proceso creativo del cual nos hablaba y en el cual estaba basada la nota. 

Nota de intención:

En los colectivos que conformo trabajamos desde la Improvisación/Composición en tiempo real. Nos preguntamos por esa capacidad de componer y accionar, decidir y efectuar en el mismo momento.

Cómo hay que trabajar y encontrarse, qué estado hay que generar para potenciar ese encuentro dentro del lenguaje de la improvisación. Y cómo alimentar lo que sucede.

Hace varios años conformamos NDR-Ningún Derecho Reservado. Colectivo de Improvisación con María Pía Rillo, Marie Bardet, Marina Tampini, con quienes la práctica e investigación devino también en un camino de formación. Además de investigar, realizamos una Clínica de Improvisación en Mar del Plata (junto con Cristina Ribas, 2015-16), con el seguimiento de los procesos creativos de 10 artistas.

Y además, surgió O’Bombe– grupo de experimentación artística interdisciplinar, junto con Pablo Monteys en saxos, Sebastián Zanetto en piano, Juan Miceli en visuales.

Con cada grupo voy encontrando una dinámica particular, específica, y en permanente transformación, hacemos nacer una forma de encuentro e investigación. Apoyándonos en estas maneras particulares, los objetivos en acto de estos espacios son explorar las posibilidades del trabajo desde la improvisación en escena, en diversos lenguajes: danza, música, visuales y videoarte interactivo; indagar dentro del cruce entre la danza/movimiento, música (y los cuerpos de los músicos en escena también) y la apertura de mundos visuales a través de proyecciones tanto en el espacio como en los cuerpos que lo habitan; potenciar las aperturas a lo inesperado en la escena, en cuanto a lo no calculado/incalculable previamente; visibilizar las posibilidades de la improvisación como producto estético válido dentro de la escena contemporánea.

En concreto, creyendo que tomamos decisiones, intuimos que está todo decidido por una fuerza que nos excede. La decisión es poner el cuerpo. Y en esta línea, mi trabajo personal se aboca a trabajar la conexión: esa sensación de conexión y poner en conexión múltiples niveles de la realidad en un movimiento, tan vital como fugaz.

En los momentos en los que trabajo con músicos y un artista visual, busco permanentemente estar en mi solo y no hacer un solo. Necesariamente me conecto con ellos y la totalidad de lo que generamos en escena, y a la vez busco nuevas formas de bailar con ellos, “que no bailan”.

Bailamos todos. Cómo, desde dónde encontrarnos…

Entonces, estas preguntas que me atraviesan siempre se cruzan con la búsqueda de una apertura a lo que ES. No generar algo, no producir, sino poder viabilizar lo que ya está siendo. Partiendo desde una intención manipuladora, viajar en el sentido de la posibilidad de improvisar sin “manejar” eso que sucede. Explorar qué me interesa a mí, qué me sostiene en ese momento a momento dentro de una escena, y en un punto (central) confiar en la totalidad.

Y en sintonía con lo que proponen desde Creatividad en Movimiento, considero que la práctica de la improvisación como modo de generar espacios de arte y sobretodo de conexión con aquello que nos rodea, tiene una fuerza única.

El “estado de improvisación” que entreno (y practico con los grupos que comparto estas investigaciones) se me presenta como central en la actualidad, caracterizada por la agudización de la alienación e individualización/fragmentación de las experiencias.

Valorar esta modalidad de creación colectiva apoyada en la sutileza y la empatía tiene, finalmente, un profundo sentido político.

Comments ( 0 )

    Leave A Comment

    Your email address will not be published. Required fields are marked *